¿El café sabe amargo? Depende de tu estado de ánimo.

Cafe
La Universidad de Granada ha explicado que, frente a la estabilidad que se le presupone a las preferencias alimentarias adquiridas, “las respuestas afectivas y el valor de recompensa de alimentos como el café, el chocolate, la cerveza o el zumo de pomelo parecen sufrir variaciones en función, por ejemplo, de si nos sentimos estresados, tenemos hambre o estamos preocupados por nuestro peso”.

Para llevar a cabo este trabajo, publicado en la revista ‘Food Quality and Preference‘, los investigadores han empleado una muestra formada por 59 adultos sanos, que dividieron en dos grupos: aquellos que consumían productos amargos habitualmente y aquellos que no.
El estudio ha revelado que en aquellas personas que consumen habitualmente alimentos amargos, el estrés reduce la aversión al sabor del café, mientras que el chocolate produce un mayor rechazo tras incrementar la preocupación por el peso corporal.

Durante la prueba, además, se emplearon índices afectivos derivados del análisis de expresiones faciales e indicadores del deseo de consumir a partir de respuestas de aproximación o evitación.

Estos resultados son especialmente importantes en la medida en que las preferencias y consumo de alimentos amargos, como verduras y frutas, se promueven como una estrategia para hacer frente a la epidemia de la obesidad y promocionar las dietas saludables.

Información completa: Cuatro: nutrición

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s